Mi perro murió ¿y ahora?

14 Mar, 2019

Mi perro murió ¿y ahora?

La pérdida física de un perro es tan duro como perder a un familiar, el duelo siempre existe, pero más de una vez escuchamos comentarios como: “No, más nunca tendré un perro, qué sufrimiento”, yo también perdí a mi perra después de inigualables 17 años junto a nosotros, pero creanme ella me enseñó que uno puede amar a alguien que no habla, te ve feo cuando quiere y te hace ser su esclavo, jeje.

Primero: ¿Que Debo Hacer?

Si fallece en una clínica veterinaria, ellos se harán cargo de los restos del animal, así como del papeleo y los trámites. Sin embargo, si la mascota muere inesperadamente en el hogar, tendrá que ser el propio dueño el encargado de gestionar la situación y, sobre todo, estar informado antes de tomar una decisión entre entierro o cremación.

Debes tomar en cuenta varios factores. ¿Quieres visitarlo después? ¿Prefieres recordarlo desde tu hogar? Asimismo, piensa en el aspecto monetario. Hay servicios de entierro o cremación que incluyen desde recogerlo en tu casa hasta la urna.

Entierro

Hoy en día Existen cementerios de mascotas muy cerca de la ciudad y puedes ir a visitarlo cuando desees. Tiene su propio lote en tierra y pueden tener un ataúd ecológico y lápida.
También hay nuevas técnicas que permiten enterrar directamente a la mascota en la tierra sin contaminar.

Cremación

En el caso de la cremación, hay dos opciones: individual o comunitaria. Una cremación individual realiza el proceso con un solo cuerpo en la cabina y recibirás las cenizas. Mientras que, en la comunitaria, tu perro será incinerado con otros más y no recibirás los restos. (obviamente una opción mas económica).

Si decides cremar a tu mejor amigo, puedes quedarte con sus cenizas o dispersarlas en su lugar favorito. Asimismo, hay opciones más creativas como transformarlas en piezas de joyería o una planta para recordarlos.

Importante

Sin importar qué opción escojas, debes hacerlo lo más pronto posible para evitar problemas de descomposición. Si no puedes hacerlo de inmediato, el cuerpo debe ser conservado adecuadamente. Pregunta a tu veterinario o a la compañía que vaya a realizar el servicio sobre su capacidad de resguardo.

Asimismo, pregunta cómo realizan los procesos y si puedes estar presente. Si responden que no, mejor busca otra opción pues eso puede indicar que no tratarán a tu can como deberían.

¿Cómo afrontar la pérdida?

perro cielo

En situaciones de pérdidas traumáticas y repentinas como un accidente o una enfermedad relámpago, es normal que haya sentimientos de culpa, puesto que nos sentimos responsables del bienestar de nuestro animal y no entendemos cómo ha podido suceder. Pero, nuestro amigo se ha ido para siempre y no tiene sentido buscar culpables.

No podemos reprimir lo que sentimos, si quieren llorar haganlo, nadie puede decirles que no o hasta burlarse de ustedes, es necesario tener la oportunidad de estar triste y la libertad de manifestarlo con la familia y amigos de confianza. Este paso no es sencillo, pero es esencial para encarar la muerte del animal de la mejor forma posible.

A menudo, no somos conscientes de que, no sólo pasamos duelo por el animal al que tanto amamos, sino también lloramos la pérdida de esa época feliz de nuestra vida, por todo lo que nos ha dado durante ese tiempo y por los lazos que ayudó a crear con otras personas y animales, que se han convertido en importantes para nosotros. Recordar todos los momentos felices siempre te llenará el rostro con una sonrisa.

Todos los perros son ángeles de cuatro patas que vienen a la tierra a llenarnos la vida de colores.

Para liberarnos podemos escribir una carta con todo lo que nos gustaría decirles a nuestro peludo y podemos quemarla, este ritual puede ayudarnos a purificarnos de alguna culpa. El dolor que produce la muerte de un animal querido puede ser intenso y duradero pero, tarde o temprano remite.

Es importante tener claro que ningún ser es igual a otro, nadie podrá suplantarlo, asi que debes evitar adoptar otro perro para reemplazarlo. Las comparaciones son odiosas y es difícil apreciar al nuevo animal tal y como es, cuando nos dedicamos a intentar reconocer en él al perro que ya no está. Tómate tu tiempo antes de dar el paso. Una vez hayas aceptado la muerte de tu perro, entonces estarás preparado para adoptar otro y darle todo ese cariño que sientes por estos animales.

Espero que estos consejos les ayude como a mí me ayudó con la perdida de mi perrita.

Un abrazo y espero que lo compartan para así ayudar a otras personas que estén pasando por la misma situación.


Mariana La Rotta

Mi nombre es Mariana La Rotta, contadora de profesión y emprendedora de corazón, dueña de DoggerOut Paseadores de perros. En mis años conviviendo con peludos, he acumulado experiencia y consejos útiles que me gustaría compartir contigo.

Leave a Reply

*


0
UA-124933480-1